Tipos de diseños

Cuando los novios empiezan a pensar en cómo invitar a las personas que más quieren, las posibilidades que se abren parecen casi infinitas. Muchas veces la misión de preparar una boda es bastante complicada de por sí y la pareja prefiere optar por no complicarse la vida con las invitaciones de boda y elegir un tipo de invitaciones estándar. Muchas veces se olvidan que las invitaciones de boda son el primer contacto que los invitados van a tener con ese día de celebración y merece la pena detenerse un poco a pensar acerca de las distintas posibilidades.

invitaciones de boda por facebook

Las invitaciones para enlaces tienen una variedad casi infinita. ¡Incluso las hay por facebook!

 Os vamos a hacer una pequeña descripción de todas (o casi todas) las posibilidades que tenéis:

– Las invitaciones  graciosas son muy útiles en bodas con estilo desenfadado.

Las invitaciones de boda formales son aptas para cualquier celebración de carácter sofisticado.

– La invitación de boda personalizada es adecuada para que tus invitados se sientan especiales.

Los diseños caseros son una buena opción si no quieres gastarte demasiado dinero y aportar un toque artesano a las mismas. Se tratan de invitaciones de boda baratas a disposición de cualquier bolsillo.

Los planteamientos más originales añaden algún toque diferenciador. No son tan arriesgadas como las invitaciones graciosas y suelen tener bastante éxito en bodas de carácter familiar en los que se quiera guardar las formas pero con algún detalle innovador.

Solo depende de vosotros añadir más estilos a éstas. El proceso ideal sería pensar en cómo queréis que sea ese día y reflejarlo en las invitaciones.

Sea cual sea el tipo de invitaciones de boda que elijáis, tenéis que tener en cuenta el tipo de celebración y los invitados que vais a tener ese día. Por poner un ejemplo, no se os ocurra realizar diseños graciosos si va a acudir gente de las más altas esferas sociales ya que puede ser un motivo de mofa entre los invitados.