Invitaciones de boda caseras

Si se te dan bien las manualidades y tienes conocimientos a nivel usuario de informática, puedes realizar por ti mismo invitaciones de boda. Es importante cuidar el aspecto de las invitaciones ya que es el primer contacto que los invitados tienen de la pareja y por eso no nos podemos permitir ningún fallo incluso en invitaciones de boda hechas por nosotros mismos.

Tenemos que tener pensado el tipo de colores que vamos a elegir, el tipo de letra, estructura, etc. Es una buena idea hacer un pequeño boceto antes de empezar. Es mejor planificar primero como queremos que queden las tarejtas de boda junto con los pasos que tenemos que dar para conseguirlo.

invitaciones de boda caseras

Si eres habilidoso, tus invitaciones artesanas pueden ser una buena opción

Podemos dar un toque vintage a este tipo de invitaciones de boda añadiendo algún motivo como pegar algún trozo de tela en las mismas. También sería muy agradable para los invitados recibir algún mensaje personalizado en las invitaciones. Con este tipo de mensajes marcamos la diferencia respecto a otro tipo de invitaciones. Estamos seguros que los futuros asistentes a vuestra boda agradecerán el detalle.

Tarjetas de boda con Photoshop

Con este programa podrás realizar auténticas obras de arte en tus invitaciones de boda. Las posibilidades que nos brinda el programa son infinitas: montajes con personajes famosos, con portadas de periódicos, de revistas, retoque fotográfico, y un largo etcétera.

Te aconsejamos que la impresión de las fotografías las realices en una tienda especializada para ello. A menos que dispongas de una impresora muy potente, la diferencia de calidad es muy notable y el precio de la impresión no tiene que ser excesivamente caro si buscas un poco entre diferentes opciones.

El dominio de este programa no es demasiado complejo. Si no estás muy familiarizado con él, puedes encontrar tutoriales en internet. Quizás tus amigos sorprendas a los invitados de manera muy positiva y más de uno te encarga las invitaciones de su propia boda.