Datos en las invitaciones de boda

Una de las preocupaciones más importantes a la hora de hacer las invitaciones de boda surge a la hora de elegir los datos que queremos poner en nuestra invitaciones. Algo muy común es fijarse en algunas que nos hayan dado o simplemente navegar por internet en busca de lo que es más común incluir en ellas. Existen algunos detalles que son obligatorios incluir en nuestros textos a la hora de hacerlas ya que, sin ellos, nuestros invitados necesitarán información adicional, lo que nos traerá algún que otro quebradero de cabeza, especialmente si el número de invitados es grande.

Temas obligatorios en las invitaciones

Lo básico que hay que incluir en prácticamente cualquier tipo de celebración se puede resumir fácilmente:

– Lugares de celebración y su ubicación con mapa lo más claro posible

– Fecha y horario de cada acontecimiento

– Nombre de cada uno de los novios con sus datos de contacto básicos (teléfono fijo, móvil y correo electrónico)

Otros datos a incluir en las invitaciones de boda

Existen además de los mencionados, otros datos que pueden ser o no recomendables incluir dependiendo de diversos factores. Es también casi obligatorio incluir la petición a los invitados de confirmar su asistencia al evento ya que es una manera de asegurarnos que ese mensaje está trasmitido y poder planificar el número de invitados correctamente. Como os comentábamos en el post introductorio está cada vez más de moda crear una página web relativa a la boda ya que hoy en día no es necesario tener conocimientos avanzados en informática para realizarla. Por supuesto, es necesario incluir la dirección de dicho sitio web en la invitación. Existen infinidad de detalles acerca del enlace que se pueden incluir y es decisión de los novios elegirlos adecuadamente. Algunas invitaciones de boda incluyen los nombres de los padres de los novios, fotos de los novios o dibujos graciosos, por ejemplo.

Cantidad de información en las invitaciones

Es importante no saturar a los invitados con demasiada información. Los textos tienen que poder ser leídos en aproximadamente un minuto. Tanto mucha como poca información puede hacer que no tengamos unas invitaciones que satisfagan.